Destacado

Tendencias del siglo XXI en los proyectos ERP

Reflexionemos: ¿Qué tendencias se han observado a lo largo de los últimos años para el crecimiento del mercado ERP?

Hay algunos hechos de los últimos años, en concreto desde el inicio del nuevo siglo, que han marcado ciertas tendencias “comúnmente aceptadas”:

  • Aumento de los presupuestos TIC en general y, en particular, la inversión en cambio o mejora de los sistemas de información corporativos.
  • El llamado “efecto 2000” y, más concretamente en nuestro país, la adaptación al Euro y sus decimales. Al forzar al retoque laborioso de la totalidad de aplicaciones desarrolladas a medida, condujo a considerar seriamente la implantación de soluciones estándar ERP.
  • Una mayor focalización del mercado en las PYMES, especialmente en las empresas medianas, asociado a un cierto “agotamiento” del mercado en las grandes empresas y corporaciones, que ya cuentan con soluciones ERP.

  • Una mayor orientación a la mejora de los procesos de negocio y, en consecuencia, a la integración de soluciones emergentes para la cadena de suministro (SCM), para las relaciones con los clientes, los stakeholders y el mercado (CRM) o para la definición y  control de los procesos en sí mismos (BPM).
  • La aparición / ampliación de la oferta de soluciones ERP en modalidad SaaS (Software-as-a-Service), como evolución para “la nube” de los modelos anteriores de ASP (Application Software Provision).
  • Las empresas y organizaciones tienden a centrarse en su “core business”, focalizando esfuerzos y costes en aquello que es diferenciador de su negocio y aporta mayor valor. En consecuencia, también tienden a ceder otras parcelas a especialistas, lo que conduce a la externalización. La implantación, explotación y mantenimiento del ERP va a ser cada vez más externalizado.
En mi opinión personal, más recientemente y quizá ligado a la crisis económica sufrida, se refuerzan algunas de estas tendencias y se introducen otras:
  • Las empresas sienten mayor necesidad de general un entorno de “costes controlados”, difícil cuando los sistemas se soportan sobre arquitecturas y desarrollos a medida. Los sistemas de información basados estas soluciones se “congelan” y, en función de los presupuestos, se sustituyen.
  • Se incrementa el uso del modelo SaaS, debido a que normalmente requiere menores inversiones iniciales, proporciona mayor ROI y acorta los periodos de retorno. A veces también ocurre porque su influencia “contable” puede resultar atractiva en ciertos momentos (al pasar desde partidas de inversión hacia partidas de gastos; un efecto financiero parecido al que en su día condujo desde soluciones de leasing a fórmulas de renting).
  • Comienzan a utilizarse y a comprenderse los beneficios de las soluciones ERP Open Source, tanto por los menores costes de adquisición (normalmente la licencia es gratuita y la inversión se reduce al proyecto), como por los beneficios que conlleva para una PYME, al ayudarles en la estandarización de sus procesos.
  • Existe, en general, una evolución del planteamiento de los proyectos de implantación de ERPs y de sus resultados. Cobran mayor importancia algunos aspectos específicos, quizá no relacionados directamente con la tecnología, pero que influyen significativamente en la forma de planificar, ejecutar y evaluar:
    • Mayor importancia del Business Case y de la “anticipación de beneficios”.
    • Interiorización y consenso tanto del Modelo de Negocio como de los Procesos, antes de enfrentarse a la implantación.
    • Organización de equipos de proyecto multidisciplinares, en contraposición a los liderazgos desde TI  en solitario.
    • Mayor énfasis en los recursos humanos y en la gestión de la comunicación interna.
    • Comprensión de la importancia de la Gestión del Cambio y la asimilación del sistema.

Por último, me gustaría citar un estudio realizado por los analistas de Panorama Consulting que, normalmente cada año, presentan el comportamiento observado en el mercado ERP, fijándose especialmente en los líderes.

En el informe “2011 ERP Report”, publicado en Febrero de este año, uno de los aspectos analizados es la tendencia en los proyectos de implantación ERP durante el último semestre de 2010, en un momento en el que teóricamente se estaban notando los efectos de la crisis económica y de una recesión ya asentada. Comparando este semestre frente al mismo período de 2009, la grata sorpresa para este mercado es que, pese a apreciarse un recorte notable en plazos y presupuestos, se obtienen mayores beneficios “de negocio”, según la percepción de los ejecutivos de las compañías analizadas.

(Resumen del informe:  http://panorama-consulting.com/2011-erp-report-erp-implementation-project-costs-and-durations-down-business-benefits-up/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s